Las sanaciones Brennan son una terapia complementaria y no un substituto de un tratamiento médico. Helena Aramendia no es médico y no diagnostica, trata o cura ninguna enfermedad.